En primer lugar, y con el fin de realizar las pruebas aproximadamente con la mitad de estudiantes en las asignaturas troncales comunes con mayor número de personas matriculadas (Lengua Castellana y Literatura II, Historia de España e Inglés II), se han programado 2 exámenes diferentes con la misma estructura (uno para estudiantes de los Bachilleratos de Humanidades, Ciencias Sociales y Artes y otro para estudiantes del Bachillerato de Ciencias, que serán asignados mediante sorteo). 
De este modo, y con carácter general, los días 6 y 7 el estudiante sólo tendrá que realizar dos pruebas cada día (para examinarse de las tres troncales comunes más la troncal de modalidad), bien en horario de mañana o bien en horario de tarde, evitando así posibles aglomeraciones en la franja horaria de la comida.
De acuerdo con esta pauta, sólo podrán permanecer en los edificios aquellas personas que tengan previsto examinarse en fase voluntaria de una troncal de modalidad de otra rama de bachillerato diferente a la cursada.
En segundo lugar, y con el objetivo siempre de distribuir mejor el aforo, este año también se han programado exámenes el miércoles día 8 por la tarde.
En tercer lugar, se aumentará el número de tribunales y se utilizarán más infraestructuras, lo cual permitirá incrementar de manera significativa el número de aulas disponibles.